Casback Servicio CashbackWorld

Casback Servicio CashbackWorld

CASHBACK WORLD, UNA NUEVA FORMA DE COMPRAR

Hace unos cuantos meses ya, en una cena con amigos, me mencionaron  el tema de las compras con cashback que, en definitiva, es una nueva forma de comprar por internet en la que te devuelven un porcentaje del dinero que gastes en cada uno de tus pedidos. ¡Comprar ahorrando!, me pareció tan interesante que decidí ponerme a buscar algún servicio de cashback en internet. Y así he descubierto Cashback World, una compañía que se dedica a facilitar este tipo de servicio y que, la verdad, me ha dejado gratamente sorprendido.

Dado mi completo desconocimiento acerca de esta materia, he querido compartir mi experiencia para facilitar el proceso a quienes vengan después de mí, porque he de admitir que esta nueva forma de compra no solo te da más rentabilidad, ¡sino que además se vuelve adictiva!.

El procedimiento de compra en Cashback World es realmente sencillo, la página principal es bastante didáctica y entendible.

El registro fue bastante rápido y sencillo, aunque he de decir que en el apartado del teléfono móvil tuve que darle un par de vueltas al coco para entender qué es lo que me estaban pidiendo, básicamente os aparecerán tres recuadros, en el primero deberéis poner el código del país (+34), en el segundo los tres primeros dígitos de vuestro número de teléfono (ej: 662) y en el tercer recuadro los restantes.

Al margen de esta pequeña complicación debida a que en España es poco habitual la separación de los tres primeros dígitos de los teléfonos móviles (a diferencia de los teléfonos fijos que sí es más habitual separar el prefijo), el proceso de Registro es el habitual en estos casos, y deberás confirmarlo desde el correo electrónico que os llegará prácticamente al instante.

Una vez finalizado este trámite, ¡voilà!, ya podéis empezar a comprar con cashback. He de decir que el listado de tiendas y la variedad de las mismas es bastante amplio, hasta he empezado a comprar por internet productos que anteriormente compraba directamente en el comercio.

El proceso de compra es bastante intuitivo, simplemente deberéis buscar entre la oferta de tiendas aquella en la que deseéis efectuar la compra con cashback y acceder a ella desde el enlace que ofrece la página, en el que se os facilitará además una descripción de la misma y las condiciones de cashback que obtendréis por cada compra en ella. Algo interesante  de esta página y que podéis observar en las imágenes son los denominados Shopping Points, los cuales podrás canjear posteriormente por vales promocionales y descuentos en los distintos comercios y productos concretos. Pero la página ofrece además otras promociones facilitadas directamente por los comercios que podrán hacer nuestras compras mucho más rentables y económicas.

En cuanto  a las formas de compra me resultó sumamente interesante el hecho de que posibilitan comprar con cashback tanto online, ¡como físicamente en algunos comercios! Si os descargáis la aplicación móvil podréis disponer de todas las ofertas y promociones en cualquier momento y lugar, y podréis comprar online exactamente igual que si lo hicieseis desde el ordenador, es más, ¡es aún más sencillo!. Desde la aplicación no solo podréis identificar los comercios cercanos gracias a la geolocalización, sino que os diferenciará en un simple golpe de vista en cuáles de ellos podréis comprar online o con la cashback card y en cuáles será necesario el uso de un vale.

El uso de vale, en definitiva, es similar al de una tarjeta regalo, deberéis solicitar previamente la emisión de un vale a Cashback World por valor del importe que deseéis gastar en dicho comercio y que deberéis abonar en el momento de creación del mismo (ya sea vía transferencia bancaria o con tarjeta). Una vez creado el vale os lo envían a casa y luego simplemente deberéis acudir al propio comercio y comprar con dicho vale, habiendo acumulado el cashback y Shopping Points correspondientes. No obstante, he de decir que la compra por medio de vales no me ha gustado ni me parece rentable a menos que gastéis grandes cantidades en dichos establecimientos, ya que el envío del vale a casa tiene un coste de 4 euros que en muchos casos puede resultar contraproductivo.

Si, por el contrario, decidieseis acudir directamente a un determinado comercio y quisierais acumular el cashback tocante, bastará con que utilicéis la Cashback Card (ya sea en formato físico o digital desde la app móvil) para que se os registre el cashback correspondiente a vuestra compra en vuestra respectiva cuenta personal.

Una vez comencéis a acumular cashback éste quedará reflejado, al igual que vuestros Shopping Points, en la sección de “Mis ventajas” de la web, o en vuestro perfil personal si estáis accediendo desde la app móvil.

El plazo máximo general para que os aparezca es de 48h (pero por norma general tarda menos), si bien no podréis hacerlo líquido (transferirlo a vuestra cuenta corriente) hasta haber acumulado un mínimo de 10 euros y transcurrido un plazo de tiempo que puede alcanzar hasta los 90 días (aunque generalmente, también es menos). El método de pago, en este caso, es el de la transferencia bancaria, por lo cual deberéis, previamente, haber indicado en la sección “Mis ajustes”à”Datos de pago” los datos de vuestra cuenta bancaria en la que queréis que os transfieran el cashback acumulado una vez éste sea líquido. ¡Y ya estaría, habréis comprado reembolsándoos dinero por cada compra!, ¿acaso no es novedoso?.

En definitiva, comprar con cashback es real, es fácil, y es rentable. He de confesar que cada vez me gusta más y me resulta más sencillo, ya sabéis lo que dicen ¡la práctica hace al maestro!. No obstante, no olvidéis que como todo en esta vida requiere unos conocimientos mínimos; empleéis el servicio que empleéis, leeros siempre los consejos que os ofrecen en sus respectivas páginas dado que no solamente son útiles, sino que son necesarios. Y no olvidéis que a pesar de que es cierto que se ahorra algo de dinero con este tipo de servicio (ya que te reembolsas parte del dinero que de ir directamente al comercio o a la página de la tienda no te reembolsarías) el porcentaje de cashback suele ser bastante reducido, por lo que debéis tener en mente que es una forma de ahorrar a largo plazo, y que cuantos más productos que antes comprabais “a la antigua usanza” comencéis a comprar con cashback, más notaréis el ahorro en vuestras finanzas. Pero, eso sí, como he dicho antes, ¡hacedlo con cabeza!, fijándos bien en las condiciones de cada tienda y en las normas básicas de cada servicio de cashback.

Espero que mi experiencia os haya ayudado a animaros a empezar a comprar con cashback o, si ya os habíais animado, a facilitaros un poco el proceso, ¡buena suerte!.