Cashback Servicio LETYSHOPS

Hace ya un par de años, en una crisis existencial de esas que te hacen replantearte la vida, me puse a pensar en esas cuestiones que todos los estudiantes españoles nos hemos hecho alguna vez cuando tenemos que enfrentarnos al fin de mes: ¿cómo es posible que no me quede un centavo? ¿en qué me he gastado yo el money money? ¿qué puedo comprar en el supermercado que cueste poco y dure mucho? ¿si me paso una semana comiendo arroz con tomate afectará a mi salud? ¿y si como fairy?. Y tras tantas preguntas trascendentales llegó la gran revelación: ¡tengo que empezar a ahorrar!.

Pues heme aquí queridos lectores, dicho y hecho, esta vez sí. Con el estómago lleno de arroz y muchas ganas de comprarme un móvil nuevo con mi modesto sueldo de estudiante asalariado a media jornada, me puse a buscar en internet nuevas formas de gastar menos dinero. Así fue, abrí el buscador google de mi ordenador e introduje la siguiente frase: trucos para ahorrar. Al instante me salieron un montón de páginas milago llenas de consejos: establece un presupuesto mensual, evita los microgastos, compra fuera de temporada, compara antes de comprar, apunta en una libreta todos tus gastos (este es imposible de cumplir, pero os aseguro que lo intenté); la lavadora, con agua fría (este también lo intenté pero puede ser contraproducente si sois tendentes a las manchas en la ropa), y el mejor de todos, ve comido al super (este sí, es clave, especialmente para los que tenemos un problema con la comida).

Cómo bien os estaréis imaginando, la mayoría de estos maravillosos consejos y muchos otros que encontré por ahí los olvidé tan pronto como entré en la primera tienda y me gustó el primer pantalón. El caso es que son demasiados consejos, ¡demasiadas prohibiciones!. No, las formas tradicionales no me servían, tenía que encontrar nuevas maneras de ahorrar, buscar más a fondo, tan al fondo que me pasé a la segunda pestaña del google (sí, lo hice, me gusta vivir al límite), y es así como encontré el mejor invento del hombre desde la rueda (puede ser esté exagerando un poco, pero no me lo tengáis en cuenta): ¡LETYSHOPS!.

Ahora mismo os estaréis preguntando qué diablos es LetyShops y qué tiene de especial, ¿verdad?. Pues no os preocupéis, que os lo voy a contar ahora mismo.

LetyShops es una página de lo que se conoce como cashback (reembolso), que al parecer es una nueva forma de comprar por internet en la que te devuelven parte del dinero que gastas en tus pedidos. Sí, yo también puse esa cara. Pero os aseguro que es cierto. El tema consiste en que tú accedes a las tiendas desde el portal de LetyShops, ellos registran que tu entrada en su página web viene desde la página de Letyshops (a esto se le denomina transición) y a cambio Letyshops recibe dinero de las tiendas por facilitarles clientes. Y luego, parte de ese dinero, te lo reembolsan a ti. ¿Ingenioso verdad? ¡Pues esperad a probarlo!.

La página de Letyshops es terríblemente práctica y fácil de usar, me atrevería a decir que es de los portales más interactivos que he visto en este sentido. Aún así, y dado que yo ya soy un experto, he decidido haceros una pequeña guía explicativa para los que como yo sois un desastre con las finanzas, y queréis empezar a ahorrar en cada compra. Porque no os engañéis, la clave no está en dejar de comprar, ¡sino en empezar a comprar con cashback!.

Cómo podéis ver, la página principal (a diferencia de otras páginas del estilo) es sencilla, clara y diáfana. Es decir, que se centra en lo importante, en un golpe de vista ya sabéis cómo comprar con cashback, las tiendas a las que podéis acceder desde LetyShops, cómo registraros, cómo descargar la extensión y, lo último y no por ello menos importante, cómo hacer efectivo el cashback que acumuléis.

Cómo podéis ver en la imagen, Letyshops presenta un amplísimo catálogo de tiendas en las que podréis comprar toda clase de artículos, desde un lapicero hasta un viaje de ensueño a Bali o, en mi caso, a Benidorm. Aunque he de decir que antes de empezar a ahorrar con Letyshops lo más lejos que llegaban mis viajes era al pueblo de mi abuela, así que mi economía ha mejorado bastante aunque no lo creáis.

Respecto a la extensión de Letyshops he de decir que es una maravilla, y si decidís empezar a comprar con cashback de manera habitual yo diría que muy necesaria. Básicamente os permite activar el cashback directamente desde la página de la tienda en la que queráis comprar sin necesidad de hacer la transición a la misma desde el portal de Letyshops, además de que os informará cuando haya habido algún error durante la compra y vuestro cashback se haya desactivado, entre otras ventajas. La instalación es automática y muy rápida siguiendo el enlace que encontraréis en la propia página,¡ así que no dudéis en descargarla!. Eso sí, si tenéis otras extensiones de compra con cashback instaladas acordaros de desactivarlas porque sino os pueden dar problemas.

En cuanto al registro en Letyshops os aseguro que es la cosa más sencilla que he visto en mi vida, he usado otras páginas de cashback y te suelen pedir un montón de datos y a veces es difícil saber hasta qué te están solicitando, pero en Letyshops basta con introducir un correo electrónico y una contraseña, ¡y listo!, el resto ya lo añadiréis luego si queréis.

Una vez que os registreis y comencéis a comprar veréis que en el apartado “mi cuenta” os aparecerá un recuadro denominado “saldo” y otro denominado “créditos pendientes”. Pues bien, el primero es el saldo que tenéis ya disponible para realizar la retirada de fondos cuando deseéis, mientras que en créditos pendientes se contabiliza el cashback que tenéis acumulado pero que aún no podéis hacer efectivo porque está pendiente de verificación por la tienda (puede tardar hasta 90 días, pero no desesperéis, que suele ser mucho menos tiempo y lo importante es que más tarde o más temprano lo tendréis en vuestro bolsillo).

Como veis en la imagen, Letyshops premia la fidelidad, para ello ha creado los denominados Lety-estados, los cuales aumentan en función del cashback que vayáis acumulando, y lo que hacen es aumentar la tasa de cashback que recibes: el nivel bronce aumenta un 10%, el nivel plata un 20% y el nivel oro un 30%. Eso sí, no olvidéis que el porcentaje se aplica sobre el porcentaje inicial del cashback de la tienda en que vayáis a comprar, ¡no se suma directamente!, que luego llegan las decepciones. Es decir, si en una determinada tienda tenéis un 8% de cashback y tenéis lety-estado nivel oro, se os aplicará un 30% más de ese 8% inicial = 10,4% de cashback.

En cuanto a la retirada de los fondos una vez que se ha contabilizado tu cashback en la pestaña de “saldo” es facilísimo, podéis hacerlo vía Paypal los que lo tengáis, y sino directamente a vuestra cuenta bancaria, en 1-3 días hábiles tendréis el dinero en vuestra cuenta.

Pero al margen de las facilidades visuales que presenta la página, he de hablaros de las facilidades comerciales. Y es que no solo cuenta con un buscador de tiendas para que encontréis manualmente aquella que estéis buscando, sino que para aquellos que como yo a veces sabemos qué comprar pero no dónde comprarlo, presenta un índice de tiendas dividido en categorías, lo cual facilita sobremanera encontrar la tienda adecuada para comprar al mejor precio el producto que deseamos. Mi consejo: compara entre las distintas tiendas los porcentajes de cashback que ofrecen, activa los lety-códigos (que vienen a ser códigos promocionales que encontrarás en tu área personal) para obtener mayores ventajas y, sobre todo, aprovéchate de las promociones especiales periódicas como las de Navidad o el Black-Friday. El cashback es perfectamente compatible con los descuentos de las tiendas, eso sí, ¡no olvidéis que se aplica sobre el precio de compra final!

Finalmente, deciros que para aquellos indecisos o compradores compulsivos que os guste comprar sin tener una idea clara de lo que queréis hasta que lo veis, en Letyshops tenéis una sección denominada “Mejores Ofertas” a la que accedéis desde la página principal y en la cual se os mostrarán las ofertas destacadas de cashback en las distintas tiendas. Puestos a comprar a lo loco, mejor hacerlo al mejor precio o, como me gusta decir a mí, ¡al mejor cashback!. Por cierto, no dudéis en invitar a vuestros amigos, porque como contrapartida recibiréis un porcentaje igual al 15% del total del cashback que ellos acumulen, y no olvidéis tampoco que Letyshops dispone de una app móvil igual de interactiva y completa que la página web oficial, lo que no solo os permitirá comprar desde el móvil, sino también en cualquier momento y lugar, ¿quién dijo que los viajes en autobús tienen que ser aburridos?

Desde que descubrí Letyshops os puedo asegurar que nunca compro nada por internet sin comprobar primero si puedo hacerlo desde esta página, y os prometo que el ahorro al final del año se nota, ¿a qué estáis esperando? ¡empezad a ahorrar haciendo lo que más os gusta!